Hogar sin caracoles con lechuga

0

¡Disfrutar de un hogar sin caracoles es fácil, rápido y sencillo! Y es que, para espantar a estos pequeños moluscos, tan solo necesitarás lechuga y un poco de aceite.

Hogar sin caracoles con lechugaDos ingredientes naturales y económicos que suelen tener un hueco en cualquier despensa y que no solo son fantásticos para elaborar recetas de cocina, sino también para gozar de un hogar sin caracoles.

¿No sabes cómo tienes que utilizar ambos productos para ahuyentar a estas babosas? En ese caso, te invitamos a seguir los pasos que aparecen en este post de Trucos de hogar caseros.

Ingredientes

Una lechuga

Un vaso de aceite de oliva o de girasol

Pasos a seguir

  1. Hazte con la lechuga y retira sus hojas con cuidado.
  2. Vierte el aceite de oliva o de girasol en el interior de un cuenco y empapa cada uno de los trocitos de lechuga en el producto.
  3. Hecho esto, sitúa las hojas de lechuga en los rincones de tu hogar, terraza o jardín en los que hayas visto que se acumulan una mayor cantidad de babosas.
  4. Este sencillo gesto te dará la oportunidad de disfrutar de un hogar sin caracoles en muy poco tiempo.
  5. ¿El motivo? Que estos pequeños moluscos se quedarán adheridos a las hojas de lechuga debido a la textura oleosa y algo pringosa del aceite de oliva.
  6. Comprueba las hojas de lechuga a diario y, cuando veas que están llenas de caracoles, retíralas y sustitúyelas por otras nuevas realizando el mismo proceso que te hemos detallado en los pasos anteriores.
  7. Cuantas más hojas empapadas en aceite coloques en tu casa más probabilidades tendrás de deshacerte de los caracoles en un tiempo récord.
  8. ¿Te animas a poner en práctica este truco casero ideal para olvidarte de los caracoles que invaden tu hogar y tu jardín?

¿Qué opinas sobre los trucos caseros para disfrutar de un hogar sin caracoles usando lechuga y aceite de oliva?

¡Valora este post!



Deja un comentario

Información básica sobre protección de datos
Responsable: Didesco, C.B.
Finalidad: moderación de comentarios
Destinatarios: no se comunicarán datos a terceros
Derechos: tienes derecho a acceder, rectificar y suprimir tus datos
Al enviar tu comentario, algunos datos como tu nombre, correo electrónico y web quedan almacenados en una cookie para volver a utilizarlos en futuras visitas. Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.